Historias eroticas Historias y relatos eroticos

18nov/100

Nuestra primera vez en trío H-M-H (2)

Nuestra primera vez en trío HMH (2)

Aquí estamos de nuevo con lo que sigue así que disfrútenlo

Era increíble la forma en como se la cogía, él la sostenía de
las nalgas al mismo tiempo que se las abría y así se apreciaba mejor cómo ella
se comía ese trozo enorme de carne maciza, carne que le llenaba todo su coño
desde la entrada hasta el fondo, en esa posición quedaba al descubierto su
chiquito ese hoyo arrugadito que tiene y que también sabe de placeres, es
increíble el espectáculo que me estaba dando ni en las películas tres equis he
visto escenas tan candentes, el movimiento de sube y baja, ver como entraba y
salía la verga de Rodolfo, toda brillosa de los jugos que destilaba su panocha,
¡qué palo tan rico! el que en esos momentos le daban a mi mujercita, palo que
está por demás decir que lo gozaba como la puta que es.

-¡SSSSSiiiiiii así cogeme no te detengas méteme tu fierrote y
destrózame la panocha, no tengas piedad que siento que me voy a venir, anda
mueva la verga, dale duro a este biscocho que hoy tienes aaaaahhhhhhhhggg
yyyyaaaa, yyyyyaaaaaaaa así aaaaahhhhhgg
Me vengo tómalos te los doy aaaaaaahhhh mmmmmmmm rico muy
rico…! –Musitaba ella.

En eso el se levanto del sofá y así sin sacarle la verga, la
cargo en vilo solo se sostenía por su tronco el cual estaba totalmente clavado
en su cuerpo, mejor dicho en su panocha, la tomó de las nalgas y así se la llevó
hasta la recamara ella solo se quejaba.

-¡AAAAAAhhhhhhgg rico, delicioso nadie me llena tanto como tú
tienes un pito que me hace ver estrellitas, pero no te vayas a venir todavía,
aun quiero seguir cogiendo…!

–Decía ella. Mientras, yo los seguía de cerca viendo que no
se le saliera de su cuevita ese animalón que tenía totalmente clavado hasta la
empuñadura y que por su puesto ella no pensaba dejarlo escapar por un buen rato
al menos no hasta quedar totalmente satisfecha. La llevo a la recamara y la
recostó en la orilla de la cama y ahí la siguió bombeando muy lentamente,

-¿Así te gusta? siente mi verga como te llega hasta adentro
nadie la aguanta toda y tu te la comes completita no cabe duda que eres una
putita muy golosa que le encanta la verga y aprieta como nadie…! –Comento él.

-¡Siiiiii me encanta ser una putona pero no dejes de cogerme,
a mi marido le gusta que su mujercita sea muy puta le encanta verme con la
panocha llena de verga y de mocos, así que tienes que llenarme pero todavía no,
todavía no te vengas que te mato…! Contestó ella.

-¡No te preocupes que yo aguanto tu me dices cuando quieras
que te llene y vaya si te llenaré tengo los huevos llenos de leche ¡Te aseguro
no te la vas acabar…! –Dijo él. En ese momento yo tenía la verga completamente
parada y me dolía de lo dura que estaba, por lo que me acerque y se la di en la
boca, ella me recibió con gusto y solo gemía.

-¡Mmmmmm sssssiiiiiii rico aaahhhhhgggg hhhhhuuuuuu
oooooohhhhh riquísimo ¿Te gusta mi vida, te gusta ver que me cojan? Creo que si
porque lo tienes durísimo…!

–Comentó. A lo que respondí
-¡Si mi amor te ves divina recibiendo verga gózalo cariño
disfruta esa verga y apriétalo para que sienta como muerde tu perrito
exprímelo bien…!

-Realmente ella no necesitaba esa motivación estaba en la
gloria al sentir los embates de Rodolfo, se la sacaba toda hasta la punta y se
la metía hasta que sus bolas chocaban con las nalgas.

Así estuvieron cogiendo por un rato, de repente ella lo
halaba con los talones en su cintura para sentirlo en lo más profundo de sus
entrañas, mientras yo solo me limitaba a mirar y sentir sus labios en mi pene,
situación que me tenia al borde del orgasmo, por lo que se la tuve que quitar ya
que de lo contrario me vendría en cualquier momento y quería seguir prolongando
mi eyaculación por más tiempo.

Se la estuvo cogiendo por espacio de más de cuarenta y cinco
minutos, tiempo en el cual ella se vino no se cuantas veces, debieron ser muchas
ya que la cama estaba completamente mojada de los jugos que soltaba a cada
orgasmo que le provocaba la verga de Rodolfo, la puso en todas las posiciones
habidas y por haber se la cogió como quiso, en lo que yo simplemente tomaba
infinidad de fotos imágenes que hoy me calientan igual que esa vez.

-¡Ya papi ya vente, ¡Dámelos¡ los quiero ya, lléname como la
puta que soy, anda cariño ya quiero sentir tu semen derramarse dentro de mi…!
–Comento ella.

–El contestó.

-¿Ya los quieres putita, quieres sentir mis mocos en tus
entrañas?

-¡SSSSiiiiii ya los quiero ya dámelos descarga todo lo que
tengas, me prometiste una gran cantidad de leche y ahora me cumples o me dejas
como estaba…! –Replico de nuevo.

-¡En donde te los echo preciosa, pídeme en donde los quieres,
si no me los pides no te los doy…! –De nuevo contesto él.

-¡Donde tu quieras pero ya, ya quiero que me llenes toda,
nadie me llena como lo haces tu tienes una manguera que me vuelve loca y ya
quiero mi lechita, ¿Qué no sientes que mi perrito tiene sed? ya le dio
agüita a tu pito y es justo le devuelvas el favor, anda cariño no me hagas
esperar quiero lecheeeeee…!

-Mi vida –Dijo dirigiéndose a mí.
-¡Dile que ya se venga que descargue toda su leche en mi que
me la dé donde se le antoje pero ya la quiero, anda papi dile que no me haga
sufrir ya quiero sentirlo…! –Musitaba.
Yo simplemente me limite a ver lo que pasaba, él no se quería
venir aun y nuevamente le dijo.

-¡Si no me dices en donde quieres mi leche no te la daré así
que dime donde te los echo…!
Ella contesto casi gritando, implorando la descarga que sabia
la llevaría a un orgasmo más.

-Adentro, dámelos adentro vente dentro de mi biscocho llénalo
con tu crema, ponle su lechita, remójalo completamente hazlo como solo tu sabes
hacerlo quiero que te vengas junto conmigo…! El se empezó a mover con mayor
rapidez y ella lo abraso fuertemente seguro se estaba viniendo antes que él y
aun así seguía pidiendo más y más.

De pronto, le clavo toda la verga, hasta juntar de nuevo sus
pelos con los de ella, únicamente se observaban las bolas de fuera,
completamente recogidas señal inequívoca de que estaba al borde del orgasmo y
así fue. Un alarido de intenso placer dejaron escapar al unísono.

-¡Haaaagggg yaaaaa me vengo te los doy…!

-¡Así lléname toda no dejes nada, vacía todas tus bolas,
déjate venir, aaaaaaaahhhhhgggg ssssiiiii que rico siento se te puso mas gordo
otro más, y uno más cuanta leche…!

-¡Ahhgg ya son tuyos siéntelos…!

-¡YYYYaaaaa mmmmmm aaaaahhhhhggggg cuanta leche, mi vida se
esta viniendo, me esta llenando completamente, me ve a inundar toda aaahhhggg yo
también me vengo tómalos te los doy siente como se juntan nuestras leches…!

–Era lo único que se oía, estaban realmente disfrutando como
nunca ese intenso orgasmo que los estaba sacudiendo.

Me puse detrás de ellos y pude apreciar claramente la forma
en que mi mujer tenia totalmente clavada esa verga hasta el fondo mismo de sus
entrañas solo se apreciaban las bolas de él muy retraídas debido a la descarga
que acababan de sufrir, ella por su parte abrazaba su cuerpo con las piernas
para que no se le fuera a escapar nada, de la copiosa descarga de la cual había
sido blanco, estaban laxos disfrutando los últimos instantes del que fue un
orgasmo como pocos he visto en mi hembra y que la dejo totalmente desfallecida,
y sumidos en un sopor típico de ese tipo de orgasmos, de repente el se dio
cuenta del momento que estaban pasando y se separo de ella aun con la verga
medio erecta, en cuanto se levanto dejo al descubierto el hoyo de mi esposa que
rebosaba de mocos y ella con una sonrisa de plena satisfacción, en cuanto me vio
recobro la noción del tiempo, me acerque a su lado y pregunte.

-¿Te gusto amor, te gusto como te cogió?

-¡Si mi amor me cogio bien rico tiene una verga muy rica y me
dio muchos mocos, mira como me escurren…! -Contestó.

-¡Oye pero si te dejo toda llena de leche, ¿Te aventó muchos
mocos? ¿Te gusto cuando se estaba viniendo? Dime que fue lo que te gusto Más…!
–Volví a comentar

-¡Sí, me aventó muchos, pero tu aún no te vienes anda cariño
cogeme tu también lléname igual que él lo hizo anda papi junta tu leche con la
de él quiero sentirme bien llena de leche…! –Volvió a decir.

Había oído muchas platicas de lo que se siente cuando alguien
mete la verga en un biscocho recién cogido y lleno de leche como estaba el de mi
esposa, pero nunca pensé que yo llegaría a hacerlo, siempre pensé que YO NUNCA
HARIA UNA COSA DE ESAS y heme ahí, a punto de remover el atole que acababan de
depositar en el hoyo de mi mujercita y que además yo la había llevado para que
se la cogieran. Quien ha probado esto sabe de lo que hablo, nunca pensé que
seria tan excitante sentir una panocha tan resbalosa, tan lubricada por los
mocos de otro hombre, estaba a punto de sentir el túnel de mi mujer
completamente lleno de leche, porque algo era seguro ese tío se venia como si
fuera una manguera.

Me acomode de inmediato apuntando mi verga al centro de su
panocha y no hubo más, se le fue de una estocada limpia a causa de lo bien
aceitado que me habían dejado el camino,

-¡AAAAhhhhhhgggggg, ssssssiiiii cogeme siente como estoy
llena de leche así papi mételo cogeme déjame sentir tu verga, ahora si voy a
quedar toda cogida anda mi cielo disfruta como lo hice yo siente como goza la
putita de tu esposa, ¿Te gusta que sea una puta cariño? ¿Te gusta mover el atole
de otro? –Comentó.

-¡Si mi amor es rico nunca te vi gozar como lo acabas de
hacer, me vengo mami me vengo…! –Conteste.

-¡Así papi lléname tu también anda mi vida échamelos todos
para que se junten con los de Rodolfo mmmmmm que rico te estas vaciando muy rico
así mi vida dámelos anda lléname más aaaahhhhhggggg que delicia quedar
completamente llena de mocos hoy si quede como nunca mi amor…!

Nos quedamos quietos unos momentos como queriendo disfrutar
mas ese instante, queriéndolo alargar lo más que se pudiera para tenerlo vivo en
la mente el mayor tiempo posible o al menos hasta que se repitiera de nuevo.
Poco a poco fuimos tomando conciencia de donde estábamos y Rodolfo nos miraba en
el quicio de la puerta y comento.

-¡Espero les haya gustado porque lo que es a mi me encantó,
tienes una mujer muy rica que coge como ninguna y espero esto se vuelva a
repetir pronto ya saben estoy para servirles…!

-¡Claro que nos gusto y ten por hecho que volveremos por más
solo deja que se de el espacio y aquí nos tendrás en menos de lo que te
imaginas, por que lo que es yo ya quiero que se repita…! -Contesto ella, al
tiempo que se limpiaba la panocha que ya le empezaba a escurrir los mocos que
acabábamos de depositar en ella y al mismo tiempo se vestía, para retirarnos.

Rodolfo aun desnudo y con la verga colgando nos acompaño
hasta la puerta para despedirnos.

-¡Gracias por haber venido, quede satisfecho espero ustedes
también y como ya dije regresen pronto ya saben esta es su casa y esta verga
esta para servirte y cogerte Irmita…! –Comento y ella respondió-

-¡Pues gracias a ti que nos permitiste hacer realidad una de
nuestras fantasías esperamos que pronto podamos volver por más y que cuando así
sea no tengas las fuerzas suficientes para darme una buena cogida…!

Nos despedimos de el pero ella se despidió tomándolo de la
verga y dijo.

-¡Adiós campeón bueno no digo adiós sino hasta pronto, te
dejo para que te repongas y se te acumule más leche que quiero que la próxima
vez me dejes más llena de mocos, hasta luego…!

Tomamos el camino de regreso a casa en el camino fuimos
callados pero al llegar volvimos a coger hasta entrada la tarde, recordando
todos los momentos que acabábamos de vivir.

Invitamos a parejas y caballeros que estén muy vergudos y
aguantadores a que se pongan en contacto con nosotros para que juntos exploremos
los caminos del placer que el buen sexo nos ofrece. Personas de nuestro Estado y
alrededores no duden más y pónganse en contacto, estamos seguros la pasaremos
muy bien, pueden escribirnos a nuestros correos:
capricorniosw68@yahoo.com.mx
ó ricasw68@yahoo.com.mx
que están a sus órdenes, sus calientes amigos:
Irma y Lalo Swingers.

Archivado en: Trios Deja un comentario
Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Deja un comentario


Aún no hay trackbacks.